$529,96

18 cuotas de $61,50
Ver medios de pago
Descripción

Las semillas de sésamo negro son originarias de la India y de África. Tanto las semillas de sésamo negro como las semillas blancas tienen propiedades similares, ya que forman parte de la misma familia Sesamun Indicum. Las diferencias de sus componentes nutricionales no son relevantes en términos generales, excepto que estas semillas poseen un porcentaje mayor de proteínas, en relación a las semillas de sésamo blanco. 

 

Su extraordinario aporte de calcio y hierro, así como sus beneficiosos ácidos grasos poliinsaturados, hacen de esta semilla uno de los elementos estrella que no deben faltar en el armario de la cocina, sobre todo teniendo en cuenta su magnífico sabor.

Contiene grandes dosis de proteína, grasas poliinsaturadas y calcio, entre otros nutrientes. Esto las convierte en un excelente condimento que podemos añadir a todo tipo de platos de manera regular.

Tiene un alto poder antioxidante gracias a algunos de sus componentes y sobre todo a las sustancias de tipo fenólico como el sesamol y el sesamolinol, que son compuestos que produce el metabolismo secundario de la planta y que se forman gracias a la sesamolina, un lignano.


Estos son los muchos beneficios que podemos incorporar a nuestra salud con el consumo regular de semillas de sésamo:

Protegen el sistema cardiovascular gracias a sus ácidos grasos poliinsaturados que mejoran el estado de las arterias, provocando una menor incidencia de hipertensión, infarto de miocardio, angina de pecho, etc.
Mejora el estado de las personas diabéticas. Según algunos estudios, como el publicado en Journal o Medical Foods, el consumo regular de aceite de semillas de sésamo reduce la presión arterial y el nivel de glucosa en diabéticos hipertensos.
Mejoran la depresión gracias a su extraordinario aporte del aminoácido triptófano, precursor de la serotonina, que controla el estrés, la ansiedad, el insomnio, la depresión y la falta de energía.
Previenen la osteoporosis, gracias al importante aporte de calcio que supone el consumo regular de semillas de sésamo.
Nos mantiene jóvenes. Sus vitaminas y minerales antioxidantes mantienen en plena forma el sistema inmunológico y combaten la oxidación.
Protegen el aparato digestivo, gracias a la acción de su fibra (mucílagos), protegiendo las mucosas e impidiendo la aparición de irritaciones (gastritis, acidez, etc).
Mejora la salud bucal. Según el ayúrveda, medicina tradicional hindú, dejar unos minutos aceite de sésamo en la boca previene la formación de caries, gingivitis, placa dental y mal aliento.
 

Mas informacion nutricional sobre las semillas de sesamo http://www.botanical-online.com/medicinalssemillassesamo.htm