$597,59

18 cuotas de $69,35
Ver medios de pago
Descripción

¿Para qué deshidratar hortalizas y frutas? Producir alimentos que puedan ser utilizados sin necesidad de cadena de frío. Que conserven la mayor parte de sus cualidades naturales.
La espinaca deshidratada es de gran utilidad en las preparaciones culinarias, por su practicidad y corto tiempo de rehidratación, rica en vitaminas y minerales, mantiene el sabor y color característico del vegetal fresco. Presenta un contenido de humedad máximo de 5% y un rendimiento por rehidratación de 5 veces el peso seco.

Las verduras verdes son de los alimentos más nutritivos y potentes que existen que la naturaleza nos ha proporcionado, a pesar de que no reciben la atención necesaria que merecen. Las Espinacas en particular son una hortaliza potente que es densa en nutrientes. Popeye hizo su mejor esfuerzo a popularizarla, pero sólo aquellos que han tomado con seriedad su alimentación diaria la han adoptado. Su riqueza en vitaminas y minerales, así como un pobre contenido en grasas y proteínas las hace un alimento pobre energéticamente, pero potente nutricionalmente.
Por su alto contenido en fibra, no sólo colabora para prevenir o mejorar el estreñimiento sino que también interviene en la reducción de la colesterolemia y en la velocidad de paso de los azúcares a la sangre, por lo que las hace beneficiosas en caso de riesgo cardiovascular y diabetes.
También son reconocidas por su alto contenido en hierro biodisponible y por ello son consideradas por los nutriólogos como una de las hortalizas nutricionales más importantes para la nutrición, previniendo con ello la anemia. Sumado a este gran beneficio, han tomado relevancia para nuestra salud, pues estudios recientes han demostrado que la espinaca posee propiedades anticancerígenas pues posee ciertos agentes que han sido probados para combatir y prevenir el cáncer en la piel y en el estómago.
Las espinacas contienen una impresionante gama de sustancias activas que son indispensables para el cuerpo humano, tales como sales minerales (sodio, potasio, calcio, fósforo, magnesio, azufre, hierro, zinc, manganeso, yodo, cobre), vitaminas (C, B1, B2, B6, PP, E, K, ácido fólico, vitamina A), clorofila y aminoácidos como la arginina y la lisina.
Si sufres de insomnio, falta de memoria o irritabilidad posiblemente es que tengas una baja en el ácido fólico. Consumir espinaca te ayudará a restablecerlo.

Consúmela como condimento en tus comidas de mediodía, sopas, guisos y en muchas preparaciones mas.