$515,88

18 cuotas de $59,87
Ver medios de pago
Descripción

En lo referido al aparato digestivo, el anís tiene cualidades estomacales, carminativas –para aliviar los gases-, antiespasmódicas y sedantes –es ideal para aliviar casos de gastritis-.

De hecho, el anís verde es considerado uno de los mejores carminativos naturales que hay. Se aconseja para este problema preparar una infusión con una cucharadita de semillas secas por taza de agua, dejar hervir durante 10 minutos. Tomar un par de tazas de tres a cuatro sorbos, cada tanto.

 

Uno de los principales compuestos que actúan benéficamente sobre la digestión, favoreciendo los procesos estomacales es el atenol, el cual junto con el bisolobeno, favorecen la digestión de los alimentos.

Tiene, a su vez, propiedades expectorantes, principios antiinflamatorios y antitusivos. Por ello, ayuda a los pulmones a deshacerse del exceso de secreciones, a disminuir inflamación en caso de bronquitis así como también la tos.
Para estos problemas se recomienda beber infusión de anís, elaborada con media cucharadita de frutos secos por taza de agua, e ingerir de dos a tres tazas al día después de comer.

 

Es también aconsejado para calmar los nervios y la ansiedad, gracias a sus propiedades sedantes. Para calmar los nervios se recomienda también beber un té preparado con una cucharadita de frutos secos por taza de agua, y tomar un para de tazas al día.

También se le han atribuido al anís otras propiedades: la de estimular la producción de leche en aquellas mujeres en plena etapa de lactancia, y la poder aumentar la libido (como afrodisíaco).