$1.005,78

18 cuotas de $116,72
Ver medios de pago
Descripción

Pimienta Blanca
Es el mismo grano de la pimienta negra que, más aromática y dulce es la blanca, totalmente maduro, se cosecha y se remoja en agua marina para ablandarla y desprender su cáscara. Un poco menos picante y aromática, condimenta y realza el sabor sin cambiar el color de la comida.
El mayor uso que se le da es por su apariencia, especialmente en las salsas de colores pálidos cuyo aspecto desentonaría con la pimienta negra.  


Apodada la "reina de las especias", y motivación de peligrosas expediciones en la Edad Media; la pimienta es uno de esos ingredientes sin los cuales una alacena no está completa.
El grano de pimienta es el fruto de una planta llamada Piper nigrum, originaria de la India. Las cuatro clases de pimientas conocidas en la cocina pertenecen a la misma planta. Lo que cambia es el momento de recolección y su tratamiento posterior. Estas diferencias en el procesamiento de la baya dan como resultados diferencias de perfume, sabor y picor.
Si bien al parecer la pimienta tiene múltiples propiedades (antioxidante, antibacteriano, alivio para la tos y retención de líquidos, etc...), consideramos que sus características culinarias justifican sobradamente su consumo, siendo su principal ventaja que al añadir más especias, reduciremos la cantidad de sal que necesitamos añadir a nuestros platos.


La pimienta es la única especia que se puede usar en cualquier momento de la cocción sin que pierda aroma y sabor, aunque la mejor manera de usarla es dando unas vueltas al molinillo por encima del plato un poco antes de servir.
Su sabor picante va muy bien casi con cualquier comida, desde carnes, embutidos y salsas, hasta bebidas y postres además de ensaladas, guisos y tartas.