$98,97

18 cuotas de $11,49
Ver medios de pago
Descripción

Debido a la capacidad del bicarbonato de sodio de liberar dióxido de carbono se usa junto con compuestos acídicos como aditivo leudante en panadería y en la producción de gaseosas. Algunas levaduras panarias contienen bicarbonato de sodio. Antiguamente se usaba como fuente de dióxido de carbono para la gaseosa Coca Cola.


El bicarbonato de sodio es más básico y producirá un sabor ligeramente ácido y amargo a menos de que sea contrarestado por la acidez de otro ingrediente como yogurt o leche cortada. Se utiliza principalmente en recetas de galletas.
Cuando el bicarbonato de sodio se mezcla con sustancias ácidas como el yogur, el vinagre, el limón, entre otros, desprende dióxido de carbono y esta reacción nos da como resultado el efecto levadura. Por lo general esto se utiliza para la repostería, ya que ayuda a que la masa se eleve.


En muchas ocasiones cuando preparamos salsa de tomate, ésta resulta un tanto ácida y no logra obtener el sabor que esperamos. Para quitar el problema de acidez de la salsa de tomate, basta con agregar una pizca de bicarbonato de sodio a la salsa antes de terminar su cocción.
La carne en ocasiones suele ser un tanto dura y esto complica el resultado que queremos de una receta. Un buen truco que ayudará a lograr una carne más tierna, es agregar ½ cucharadita de bicarbonato a un litro de agua al inicio de la cocción.
Agregar una pizca de bicarbonato de sodio a los huevos, ayudará a suavizar las tortillas y quedará más esponjosa.